Blogia
Llanesmania.com

Borja Si, injusticias No.

Borja Si, injusticias No. Debido a la injusticia recientemente surgida en Izquierda Unida de Llanes contra Borja Llorente, he decidido tomar la siguiente decisión:
Muy a pesar mío, ya que mi ideología política dista mucho de la de Izquierda Unida, he decidido afiliarme a este partido en Llanes para votar a favor de Borja Llorente el próximo jueves 24 de Febrero de 2005. Los motivos, en resumen son los siguientes:

- La injusticia consiste en que cierto grupo de personas se ha inscrito como afiliado al partido para votar en una asamblea en contra de Borja Llorente, personas que poco o nada tienen que ver con este grupo político. Es injusto afiliarse a un partido para obtener la mayoría y echar a alguien. Debería existir una norma que dijera que para tener derecho a voto se necesitasen cierton meses o años de antigüedad. Por eso, he decidido afiliarme, votar y después borrarme.

A continuación teneis explicado lo que ocurre en IU de Llanes. Artículo procedente de EL Oriente de Asturias.

-----------------

Todos contra Borja

Borja Llorente Álvarez, único concejal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Llanes, está sintiendo en sus carnes un tremendo acoso cainita por parte de sus propios compañeros en la formación política. El interés en quitarle la silla procede de Oviedo y de la villa de Llanes. Los detractores quieren hacerle un vaciado mental para que defienda políticas urbanísticas de asociaciones que nunca han conseguido legitimidad en las urnas. Ante esta tormenta de impredecible final, Borja se mantiene firme en el puente de mando y adelanta que no piensa abandonar el timón.
Borja Llorente, nacido en Niembro hace 24 años, se convirtió el día 22 de mayo de 2003 en el rey de la noche electoral al conseguir 773 votos en las elecciones municipales, cantidad que representaba el 9,21% de los sufragios emitidos. El anterior número uno de IU, Pedro Araujo, había logrado 520 votos en el año 1999 y aquello ya se consideraba una proeza.
Los primeros pasos de Borja en el Ayuntamiento fueron dubitativos y no había agua mineral suficiente para apurar el mal trago de la responsabilidad que se le venía encima. Superado el desconcierto inicial, en cuatro días pasó a convertirse en el edil con evolución más positiva de entre los diecisiete que toman asiento en los incómodos pupitres del patio interior de la Casa Consistorial.
El rodillo socialista llanisco nunca acogió con satisfacción los planteamientos políticos de Borja y éste, marcando distancia frente al humeante cabreo de los populares, comenzó a tirar de la fina ironía, el desestabilizador sarcasmo y la clara inteligencia, para sacar los colores a la alcaldesa y a sus correligionarios.
La duda razonable que atenaza a quienes siguen de cerca la evolución política municipal es averiguar por qué los que fueron lacayos de Borja Llorente quieren ahora apearle del caballo.
¿Dónde está el problema?
Como quiera que en esta vida todo tiene explicación, Borja sospecha que detrás de su pretendida liquidación política hay dos razones fundamentales. La primera hace referencia a la crisis interna del sector oficialista de IU en Asturias. La segunda obedece al interés por parte de la Asociación de Amigos y Vecinos de Llanes (AVALL) para que Llorente defienda las políticas urbanísticas del colectivo dentro del Ayuntamiento de Llanes.
Tras el último congreso nacional de Izquierda Unida las tesis de Gaspar Llamazares pierden peso en Asturias y el sector crítico, del que forma parte Borja Llorente, ya cuenta con un respaldo en la región cercano al 40%. En consecuencia, los oficialistas tratan por todos los medios de apretar a los disidentes y se alían con quien haga falta. Mantienen un doble juego, mientras en Asturias permanecen unidos al PSOE, en Llanes buscan la complicidad de AVALL.
Ante situación tan favorable, AVALL pretende pescar en río revuelto. En un principio la asociación pensó que Borja Llorente era la persona ideal para ejercer de machaca en el Ayuntamiento de Llanes con el cometido de filtrar toda la documentación necesaria a sus intereses y más tarde pretendió que Izquierda Unida se convirtiera en la cobertura política que le faltaba. Al comprobar que Borja no se prestaba a tan maquiavélico juego, AVALL quiere dinamitar a la organización política y correr la lista para situar como portavoz municipal al número cuatro de la misma, Javier Ardines.
¿Cómo conseguirlo?
Tras sembrar el rumor de que en Llanes existe una crisis imparable en Izquierda Unida, desde Oviedo se nombró una gestora presidida por la balear Telli Lorenzo, persona a sueldo de la organización que llegó a Asturias dentro del paquete, o caja negra, que Julio Anguita le traspasó a Gaspar Llamazares.
La balear pregona a los cuatro vientos que hay falta de democracia interna dentro de IU en Llanes y supone que los problemas se van a solventar a través de una Asamblea Local a celebrar en fechas próximas. En ese cónclave será vital la opinión de los afiliados y resulta muy sospechoso que en pocos días se haya pasado de 23 personas que pagaban las cuotas reglamentarias a 48.
Borja Llorente sostiene que en cuestión de horas se dieron de alta 17 nuevos afiliados y que en tan importante envoltorio figuran Eduardo Carrero, presidente de AVALL; Domingo Goñi Tirapu, secretario de AVALL; varios familiares de los anteriores, y otros miembros de la familia de una persona que fue alcaldesa de Vibaño en la época de Antonio Trevín.
Ayer y hoy
Entre dos fotografías, de Arafat y Ché Guevara, Borja espera confiado el final del túnel mientras afirma que nada ni nadie le van a mover del sillón que ocupa.
Recuerda que los problemas tienen su origen en el año 1999 cuando AVALL quiso colocar a María José Rodríguez Fernández como número dos en la lista encabezada por Pedro Araujo, quien se negó a ello porque tampoco asumía el discurso urbanístico de la asociación.
Al final, María José Rodríguez encabezó la lista de ULLI y no logró el acta de concejal.
La noche del recuento de votos en aquella jornada electoral la tiene grabada Borja Llorente en lo más profundo de su corazón. Tenía 18 años, ocupaba el número cinco en la lista, y le sorprendió que la sede de IU pareciera un funeral pese a que la formación había logrado representación política. Dice que la mayoría de los afiliados estaban desolados por el resultado adverso de ULLI y sostiene que allí se inició un boicot activo frente a IU.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo -

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres